tumblr_m1xprqVKft1qe7736o1_500

Soy de esos chavos que no saben ligar; en pocas palabras, soy demasiado bueno y noble, todas las esperanzas de relación que he tenido se convierten en amistades, ahorita me gusta una chava, estamos en el tiempo de que hablamos todo el tiempo y vamos a empezar a salir, no se que hacer para que todo vaya por buen camino pero sin llegar a ser muy amigos y quedarme ahí. gracias! espero tu respuesta

El amigo.

Primero, una cosa crucial, importantísima y que probablemente no te va a encantar: ser bueno y noble no tiene por qué estar relacionado con tu habilidad para ligar, o con terminar siempre con un amigo. Por mucho que la cultura pop nos haya intentado convencer de que eso es cierto, ni a las mujeres les gustan solo los malos, ni los nice guys siempre terminan al último. Esto es un mito (ofensivo tanto para los hombres como para las mujeres) y creer que esa es la fuente de tus problemas solo hace más difícil que los soluciones.

Así que lo primero que tienes que hacer es afrontar el hecho de que que seas bueno probablemente no tiene nada que ver con que no hayas logrado pasar de ser un amigo en el pasado. Por favor lee los siguientes párrafos, prometo que te daré consejos concretos, pero todos parten de lo que sigue.

La idea de que las personas se clasifican en “bueno” y “malo” y que cada una de estas categorías viene con un conjunto fijo de características (por ejemplo, que los “buenos” son aburridos o poco asertivos o respetuosos, y los “malos” son peligrosos y atractivos y esencialmente respiran sexo) es falsa y reduccionista. Punto. Que seas una buena persona no excluye la posibilidad de que seas atractivo y puedas enamorar a quien quieras.

Y que las mujeres solo deciden quién les gusta basándose en que tanto entran en una de las ya mencionadas categorías, y que prefieren a los “malos”, las reduce a una versión caricaturizada de sí mismas, en la que no son capaces de decidir qué es lo que buscan en la persona con la que quieren estar.

El mismo mito es lo que lleva a las personas que se consideran “buenas” a quedarse como solo amigos, porque la única característica universalmente atractiva es la seguridad en uno mismo, y si desde que eras chiquito te han dicho que algo que tu crees ser (“bueno”) no es atractivo, es probable que tu actitud no proyecte confianza. Deshacerte de la idea de que ser noble es un obstáculo es el primer paso para encontrar a la persona correcta.

Además, estoy segura de que, aunque seas una persona noble (por el bien de todos dejaré de usar la palabra “bueno” para englobarte), también eres muchas otras cosas. A lo mejor eres considerado, o sabes tocar la guitarra, o eres un experto en Proust o tienes un sentido del humor envidiable o hasta el gato más apático sucumbe ante tus encantos o te ves mejor que André-Pierre Gignac (god bless him) en shorts, y esto también contribuye a las cosas que te pueden hacer atractivo –pero serlo no puede ser tu único fin. Tienes que ser todo eso porque te nace, porque lo disfrutas y porque te hace feliz.

Por otro lado, el miedo es la mejor forma de autosabotearte, así que deja de pensar que cualquier parte de ti hace más difícil que le gustes a alguien. De hecho, deja de preocuparte por si le gustas o no. ¿La razón? Si no le gustas, no importa cuántas cosas hagas: no le vas a gustar. Y si le gustas, no tienes por qué desgastarte pensando, porque tampoco importa cuántas cosas hagas: le vas a gustar.

Al final del día todo se resume a si le gustas o no a la misma persona que te gusta a ti, y aunque hay algunas cosas que puedes hacer para favorecer tu causa, no puedes cambiar sus gustos, y forzar la situación tendría más consecuencias negativas que positivas –he estado ahí, y no es divertido: no quieres estar con alguien a quien no le gustas. Quieres estar con alguien que adora cada paso que das, que piensa que todos tus chistes son divertidos y que se emociona cada vez que le escribes. Y no puedes obligar a alguien a sentir eso. A veces, la única solución es convertirte en la mejor persona que puedas convertirte, y confiar en que la persona correcta va a llegar.

Te prometí consejos concretos, y aquí van:

1) Sé claro sobre lo que quieres desde el principio. ¿Sabe ella que te gusta? ¿Sabe que tu intención es romántica? Díselo. No dejes lugar a duda. Besarla también podría funcionar, si sientes que ella podría estar esperándolo.

2) No dejes de ser respetuoso. Sigue siendo noble. Sigue siendo esas cosas que a lo mejor crees que te han afectado pero que son parte de ti y que la hacen sentir especial. A lo mejor con algunas personas no llevó a donde querías, pero son esenciales para tener una relación sana.

3) También respétate a ti. Si te dice que no quiere nada romántico contigo y tú necesitas tiempo para procesarlo, no te quedes ahí. No seas su amigo con la esperanza de que algún día cambie de opinión y se dé cuenta de lo maravilloso que eres. Date la oportunidad de seguir adelante.

4) Sé seguro de ti mismo. Si no lo eres por naturaleza, dedícate a tus cosas: encontrar y disfrutar de lo que te gusta te da un sentido de identidad (y, por lo tanto, de confianza) que no puedes fingir.

Espero que tu (sin lugar a dudas romántica) salida con la susodicha vaya bien. Keep me posted.

Un beso,

P.

¡Gracias por compartir!

Ana Pau

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *