Pretty Guilty

Pregunta: ¿Cómo sé si estoy lista para perder la virginidad?

Querida P.

Recientemente he estado considerando el perder mi virginidad con mi novio, hemos hablado sobre el tema y él siempre ha dejado claro que yo soy la que tiene el poder de decidir cuándo y demás detalles (por esa parte no estoy preocupada, ya que en verdad creo que he’s the one), pero mi pregunta es: ¿cómo sabes que ya estás lista para perder tu virginidad?
Honestamente, no soy religiosa, pero sí creo que es importante hacerlo por las razones adecuadas (e.g. no por peer pressure ni dejar que te ganen las hormonas), entonces me gustaría saber si tienes algún consejo para ayudarme a asegurarme de que mi decisión sea la correcta.

Mil gracias!

A. (more…)

La boda (parte 1)

Nota previa: No recuerdo jamás haber comprado una revista “Barbie”, y sin embargo recuerdo claramente el término “fotonovela” relacionado con ella. Y como fallé cada vez que intenté escribir sobre la boda, decidí que una fotonovela es la mejor forma de hacerlo. Si quieren sentirse periodistas llámenle fotorreportaje. Barbie y yo sabemos la verdad. (more…)

Pensamientos un día demasiado tarde: La Mujer Maravilla.

mujer maravilla wonder woman feminismo empoderamiento niñas cultura pop gal gadot

No me había dado cuenta de que nunca había querido ser un superhéroe hasta ayer, que vi Wonder Woman y quise ser como ella. Quería poder patear así, saltar así (restando, quizá, la parte de ser un semidios), defenderme así, correr así… quise que mi cuerpo fuera así de poderoso. Fue como volver a ser una niña, en realidad, y me emocionaba cada efecto, cada grito, cada vez que se levantaba después de que la tiraban al suelo.

Saliendo de la película me sentí tan “ruda” que tomé la decisión de tener el cuerpo de Gal Gadot (menos 18 centímetros, si Google tiene razón), y no para ser sexy, sino para ser fuerte. Además, como respuesta a algún comentario de #ElHubs, crucé mis muñecas frente a mi cara y puede o no ser que haya hecho algún grito furioso.

Ayer, de repente, algo despertó dentro de mí y quise ser un superhéroe. (more…)

Pregunta: Mi novio no se preocupa por mí (y sus amigas son muy sospechosas)

HELP, el semestre pasado fui diagnosticada con ansiedad y depresión. Fue un impacto muy fuerte, y la pasé muy mal. Muchos aspectos de mi vida habían cambiado, entré a la universidad, no conocía a nadie y en una carrera complicada para mi estado emocional.

Estaba acostumbrada a tener mucha atención de mi novio. En ese mismo semestre el comenzó a hacer videojuegos y ahora está muy ocupado entre semana, solo lo veo el fin de semana. Los aspectos más importantes de mi vida habían cambiado de manera drástica. Era justo ahí cuando más necesitaba su atención, no quería ser tan demandante, entonces decidí afrontarlo sintiéndome sola, aunque sabía que no lo estaba. Solo quería la misma atención de antes. También se hizo amigo de un grupo de puras niñas. Lo cual a mí no me agradó de todo. Él decía que solo eran compañeras, pero poco a poco se fue haciendo más íntimo con esas chavas. Él sabía que pasaba por un mal momento, y me ocultó muchas cosas según él para no afectarme, pero siento que me afectó más que me las ocultara y después yo me enterara. Nada fuerte, ni infidelidad ni nada de eso, pero si detalles que yo como mujer consideraba importantes de saber.

Yo juraba que sus amigas solo serían mi dolor de cabeza por ese semestre y desaparecerían, ya que él no es aprensivo con las amistades de la facu. Pero aún siguen frecuentándose. Para mí, que padezco ansiedad es extremadamente difícil controlar mi miedo e inseguridad y siempre estoy con el pendiente de si alguna de ellas le coquetea o algo así.

Lo malo de esto, es que las asocio con el peor momento de mi vida, ya que llegaron cuando más vulnerable estaba. Concluí que lo mejor era conocerlas en persona para romper esas falsas ideas. Le comenté a mi novio. Y un día que había ido a comer con ellas, les dijo que yo les tenía celos. Sentí mi confianza traicionada, era algo muy personal para mí. Después mi novio me dijo “se preocuparon de que te fueras a enojar más, a ellas si les preocupa” eso me hizo pensar que él creía que no me esforzaba en lo absoluto en aceptarlas.

Hace poco una de las chavas cumplió años y le hicieron una fiesta, el me invitó para conocerlas. Yo me sentía muy emocionada, así que practiqué mi mejor cara, fui a comprar ropa, tenía todo listo. Le saqué el tema días antes de la fiesta y empezó a poner excusas, que no llevaría carro (le di la solución), después que no sabía si era el momento para conocerlas, etc. Yo ahí me di cuenta que no quería que fuera, se lo dije, lo aceptó, dijo que iba a tener que estar conmigo toda la fiesta y que sus amigas iban a estar tomadas. Me sentí muy muy triste. No sé si en realidad esas eran sus razones pero dudé mucho. Así que no fui, pero le organicé una sorpresa incluyendo a sus amigas para su cumpleaños, la chava de la que me apoyé me intento cambiar el plan de forma que ellas me terminarían excluyendo y se irían a comer con él sin mí. Le dije que se hacía más difícil el plan. Al final se logró lo que yo tenía planeado desde el inicio, y para compensarlo sugerí que fuéramos todos juntos a comer y ella prácticamente me dijo que no, que ellas luego lo llevaban y también me excluyeron de ese y otro plan donde estaba incluida. Todo esto pasó sin que mi novio lo notara. Sospecho que esa chava anda tras mi novio, ya que siempre lo busca, le está hablando constantemente, en su cumpleaños le dio un regalo caro y cosas así, pero lo curioso es que cada que tiene un mensaje de ella mi novio se altera cuando en el carro agarro el cel para cambiarle a la música, cosa que antes no. Dice que para evitarse problemas.

No me siento feliz como antes, pero no quiero echar a la basura una relación seria, de casi 2 años por mis inseguridades a raíz de la ansiedad. Aún tengo esperanza de que esto se arregle. Ya he hablado muchas veces con él, siempre llegamos a la conclusión de que me contará las cosas y las dejará más claras para que no se preste a otras interpretaciones. Pero esto se repite una y otra vez. Sinceramente he pensado en hablar una última vez con él y “asustarlo”, decirle que tal vez es momento de darnos un tiempo o algo por el estilo, que ya no puedo con esto. Pero todo podría terminar en esa plática. En serio ya no sé qué más hacer y es que el simple hecho de que las chavas lo estén buscando y buscando me incomoda mucho, me hace sentir insegura y triste. No sé qué busco que haga, pero sé que ellas ya son importantes para él, eso lo sé. Así que a veces pienso que lo mejor sería dejarlo en paz, seguir mi camino y que continúe con sus amistades. Ojalá puedas ayudarme antes del sábado que tengo planeado hablar con él. PERDÓN SI ES MUY EXTENSO, NECESITABA EXPLICAR EN CONTEXTO PARA QUE ME ENTENDIERAS MEJOR 🙁

Anónima.

Quérida Anónima,

Primero que nada quiero que algo quede muy claro: no estás loca, no estás siendo irracional y no te estás imaginando cosas. A vecesla conciencia de que hay algo desbalanceado en nuestro cerebro nos hace echarnos la culpa de todo, aún cuando lo que está sucediendo sea objetivamente abrumador.

Además, independientemente de si la causa de tus sentimientos es tu ansiedad, tu pareja debe respetarlos y tomarlo en consideración para no lastimarte. Sí, estar con alguien que tiene un trastorno de este tipo no es fácil (ayer mismo tuve una pelea con #ElHubs), pero es una decisión, después de todo. Y con o sin depresión eres su novia, y mientras sigas siéndolo la promesa de cuidar tus sentimientos sigue estando vigente.

Tampoco se trata de satanizar al susodicho. Es normal que quiera tener amistades independientes de la relación, es normal que tenga miedo de cómo vas a reaccionar por alguna cosa buena que parece mala… pero su actitud es decididamente sospechosa y si tiene clarísimo que te incomoda, debería poner un poco más de su parte para llegar a un acuerdo.

Ocultarte cosas para no hacerte daño no está bien. Punto. Y es probable que él no entienda el efecto que tiene sobre ti, y que imagino que es que cada vez que descubres que lo hizo, sientes que te está diciendo “loca” o, como muy poco, “enojona”. Quizá no es su intención, pero ese es el mensaje que recibes, y es un mensaje que ninguna persona debería mandar a su pareja, y mucho menos si hay una razón médica detrás.

Ponerse nervioso con su celular es una luz roja E-NOR-ME, aunque hasta cierto punto normal. Todo está en el nivel de nervios que le produce, y si te lo quita o no. Si se pone medio nervioso pero no hace nada por quitártelo, probablemente no hay nada por lo que valga la pena terminar la relación ahí dentro; pero si le entra la desesperación de que lo sueltes, es una cosa muy distinta. No te recomiendo que le pidas ver nada, porque hay cosas que realmente es mejor no saber, pero la confianza se basa en *creer* que no hay nada ahí, y por tu lado creo que eso ya no es el caso (y él no está haciendo nada para ayudarse).

En general, creo que no estás viviendo la mejor versión de tu vida. Independientemente de si te quedas con el susodicho o no, te mereces algo mejor que una vida llena de miedo y sospecha: te mereces tranquilidad. De hecho, en tu caso, necesitas tranquilidad, y debes exigirla e imponerla. Tener personas tóxicas que te traen tanta negatividad no contribuye a tu felicidad, y estás en una situación en la que es necesario ser un poco egoísta y ponerte por encima de todo lo demás, porque tienes que cuidarte.

Podría servirte reflexionar sobre las siguientes preguntas, y tomar una decisión basándote en tus conclusiones.

  1. ¿Cuándo fue la última vez que te sentiste en paz? Piensa bien en dónde estabas, con quién, qué estabas haciendo.
  2. ¿Qué fue la cosa específica que hizo que te sintieras en paz en ese momento?
  3. ¿Qué puedes hacer para replicar esa sensación (si no esa situación) con mayor frecuencia?

Te recomiendo, también, dar seguimiento a tu diagnóstico. Visita a tantos psicólogos o psiquiatras como sea necesario para encontrar uno con el que te sientas cómoda y segura, y con el que puedas platicar de todo lo que me contaste, profundizando en el “por qué” de cada cosa.

Y si no te quedas con nada de lo que escribí, por favor toma solo una cosa: mereces una vida feliz, plena y en paz. Te la mereces. Make it happen.

Un beso,

P.

 

Aquí, en pleno ataque de pánico.

Estoy teniendo un ataque de pánico. Ahora mismo, en tiempo real. ¿Cómo lo sé? Pasé gran parte del día algo nerviosa y con dificultad para concentrarme, después tuve un periodo corto de productividad muy alta, y luego me acosté en la cama y solo me pude volver a parar porque tenía que alimentar a un cachorrito. Si no fuera por él, ahí seguiría, casi seguramente llorando.

Anoche dormí bien, o tan bien como puedo dormir con cuatro gotas de clonazepam haciendo lo suyo en mi organismo, pero las dos noches anteriores fueron terribles. También resulta que no dormí mucho, y eso casi siempre resulta catastrófico –desde que tengo ansiedad he tenido que decir adiós a las noches de desvelada, sobre todo si al día siguiente tengo que ser medianamente funcional.

Otro factor podrían ser las hormonas. Según mi Hormone Horoscope*, estoy comenzando el equivalente a la tercera semana de mi ciclo, o sea que ya ovulé pero mi cuerpo todavía tiene esperanzas de que esté embarazada y está funcionando como tal: aferrándose a experiencias familiares, liberando progesterona que me deja somnolienta y con dificultad para concentrarme, y en general haciéndome desear comer, comer, comer y estar hecha bolita en el sofá que ya compramos pero todavía no nos llega.

Este es un ataque de pánico poco aparatoso. A veces son así, solo hacia dentro, sin escenas ni escándalos ni gritos ni (tanto) llanto. A veces puedo levantarme para alimentar cachorritos. A veces tengo que esperar a que #ElHubs llegue y lo haga por mí.

Pero siempre, con o sin arrebatos histriónicos, me siento profunda y categóricamente débil, derrotada por el peso de absolutamente nada.

Quisiera decir que todo lo que necesito es un abrazo, o una pizza, o un beso o una copa de vino o echarme al suelo y que los cuatro cachorros que están en mi casa comiencen a lamerme y no me dejen ir. Pero la verdad es que aún si todas esas cosas sucedieran me iría a dormir con esta pesadez que no viene de ningún lado y que evita que yo vaya a alguno.

Hoy #ElHubs tenía partido de futbol y de verdad, de verdad quería ir. Pero no pude levantarme de la cama.

Un beso,

P.

 

*App 100% recomendada.

 

Pregunta: La boda (y cómo abordar el tema con tu pareja).

Hola Pau!! Quiero saber todo de tu boda!! Estuve leyendo hace poco el thread de el dude estando lejos y se me hace súper bonita historia, quisiera saber si estás planeando escribir acerca de la noche de la boda, para los que nos la perdimos. Talk about los nervios, los contratiempos, LA CANCIÓN que bailaron, todo!!! Espero lo consideres, me encanta el tema. Y por otra parte también quisiera saber si cuando tu y Juan eran novios alguna vez hablaban de casarse? Mi novio y yo llevamos apenas 2 años y medio y de verdad es mi mejor amigo, me encanta nuestra relación pero siento que el tema es algo que casi no tocamos, pienso que si se va a dar se dará en su momento y sin presiones, obviamente más adelante pues tenemos 20 jiji
Saludos Pau y te veías hermosa en todas las fotos!!! Soy fan

Li. (more…)

Las 3 cosas que debes hacer antes de tu boda

Planear una boda es, en general, una locura, pero las últimas semanas van más allá de cualquier cosa que pueden imaginar. Además de estar preocupados por que todos los pagos salgan a tiempo, las pruebas de vestido o smoking no son como salen en la tele (a menos de que estemos hablando de algo estilo “The X Factor” en la que lo que juzgan es la grasa de tu espalda y *todos* son Simon Cowell), tu familia no deja de hacerte preguntas para las que ya deberías tener respuesta pero definitivamente no tienes, y el estrés provoca una enfermedad híbrida en la que todo el tiempo quieres vomitar pero también quieres carbohidratos más que nada en el mundo. (more…)

Ficción 2.

La primera vez que te llamé “amor” dijiste que te gustaba. Lo dije tímidamente, con miedo a que dijeras que era una línea que no podíamos cruzar, aunque yo la había cruzado desde la primera vez que te besé.

Y te besé yo, porque tú no me besaste. Y te quise primero, y te amé primero, y me desnudé primero. Si todo sale bien, supongo, también me iré primero, aunque las estadísticas (mías y solo mías, que son las únicas que cuentan aquí) dicen que seguiré obstinada hasta que obtenga la satisfacción pasajera de saber que, por una vez, tuve más poder que tú. Que me besaste tú, que me quisiste un segundo más, me amaste un segundo más, estuviste desnudo un segundo más.

La improbabilidad de ese final triste y perfecto me mata. ¿Y si sigo así en años? ¿Y si no puedo vivir mi vida por estar jugando con la tuya? ¿Y si nunca me libro de ti? ¿Y si nunca me das lo que quiero?

Sé que me puedes lastimar, y por eso quiero lastimarte. Sé que me puedes romper y pisar aún sin querer hacerlo, y sé que sabes que vas a hacerlo. Si te lo permito, por supuesto; y a lo mejor lo haga solo para ver qué pasa. Solo para ver si puedo hacer que te arrepientas.

Al final del día todos son un juego más, y lo único que te hace diferente es que me desnudé primero.

 

1 2 3 43