Pretty Guilty

Pregunta: ¿Fue un error insistir tanto?

whenyoulovesomeone

Soy un hombre que se ilusionó demasiado cuando conocí a una chica. Ella simplemente cortó la comunicación y prácticamente fuera de un café ella no quiso saber nada más de mí. Fui quizás un poco perseverante de más, pero tenía mucho tiempo que no me latía una chava de esa manera. Me tomó tiempo olvidarla por completo, aunque desde ese tiempo nadie me ha llenado el ojo.

¿Debería estar avergonzado por estar bastante seguro que una chava era para mí? ¿Y por intentar hasta que no quedara la última gota de esperanza?

Avergonzado.
(more…)

Pregunta: ¿Le digo a mi ex lo que siento?

¿Le digo a mi ex todo lo que nunca le dije en el año? Es mi amigo ahorita y nos llevamos bien pero yo tuve una actitud muy fría con el todo el año y a pesar de que me hizo mucho daño me di cuenta literalmente hace tres días, que no lo deje de querer y ahora solo quiero decirle todo. Quería decírselo en persona antes de que acabara el año pero no creo poderlo ver antes. Así que escribí todo para mandárselo el 31 pero me da miedo como reaccióne.

Mis amigas me dicen que le diga y que saque todo lo que tengo que decirle y siento lo mismo porque siempre me lo guarde, pero tengo mis dudas…. (more…)

We’re engaged.

DSC_0068 copy

Sospecho que va a ser difícil escribir este post de forma coherente, siguiendo toda regla de sintaxis, buenos modales y decencia elemental –de hecho, es posible que lo haya reescrito varias veces antes de llegar a este punto… lo negaré todo– pero no importa. I’m engaged. (more…)

Pregunta: Mi papá engaña a mi mamá. ¿Qué hago?

Mi papá está engañando a mi mamá. Ya he visto los mensajes que tiene con “la otra” y lo he comprobado. No sé que debería hacer y es un problema que me está afectando mucho porque ni mi mamá ni mi papá saben que yo sé y no sé cuál es la mejor decisión que podría tomar sobre que hacer al respecto.

P. 

Querida persona,

Estás en una situación complicada, pero lo primero que tienes que saber es que no es tu responsabilidad arreglar la relación de tus papás. Es muy importante que, independientemente de la decisión que tomes, estés totalmente consciente y segura de que lo que pasa entre ellos no tiene que ver con cuánto te quieren o, incluso, con qué tanto se quieren entre ellos.

Las relaciones son complicadas e involucran muchas cosas que la gente que está fuera de ellas ni siquiera puede imaginarse, así que –dependiendo de lo que digan los mensajes– de lo único que puedes estar segura es una cosa: tu papá está siento emocional o físicamente infiel a tu mamá. Punto. No sabes cómo o cuánto la quiere, cómo o cuánto te quiere a ti y a tus hermanos, o cómo o cuánto quiere seguir estando con tu mamá. Todo eso puede estar completamente separado de la infidelidad, y es importante que mantengas el asunto dentro de esa cajita, para no agobiarte más de lo que la situación amerita (que no es poco).

Una cosa más: esto no es tu culpa. Aunque en este momento tú seas la persona cargando con la pregunta de si decirle a tu mamá o no, sigues sin ser culpable. Tú no hiciste nada malo, solo tienes conocimiento de alguien que sí. No juzgues a tu papá (todos somos humanos), y tampoco intentes decidir si tu mamá está mejor con o sin él. Son adultos, eso depende de ellos.

También considera que, como adultos, la dinámica de su relación es algo que no conoces por completo. Solo sabes lo que ellos quieren que sepas, así que sería difícil que predijeras cómo se va a sentir tu mamá al respecto, o las razones (válidas o no) que tu papá puede haber tenido para hacerlo.

Sin embargo, suponiendo que la situación de tu familia lo permita, creo que debes decirle a tu mamá. Podrías, si quieres y confías en él, decirle a tu papá primero, para darle el beneficio de la duda y saber exactamente cómo percibe a la otra mujer: ¿está enamorado o es solo una relación pasajera? Sin embargo, existe la posibilidad de que intente convencerte de no decirle a tu mamá o que prometa que va a terminar la otra relación y tú tengas que cargar con el conocimiento de ella toda tu vida. Solo tú, que lo conoces, podrías saber cómo va a reaccionar al hecho de ser descubierto, y aunque la consecuencia más evidente será la vergüenza, esta se puede expresar de distintas maneras: enojo, tristeza o incluso indiferencia, o el intento de hacerte sentir mal por saber.

 

En términos generales, y sin conocer las particularidades de tu familia, diré esto: tu mamá merece saber la verdad y tú no deberías tener que cargar con algo que no es tuyo… pero tu papá también merece el beneficio de la duda.

De nuevo, es una situación complicada, así que lo único que puedes hacer es lo que sientas como lo correcto. Y en este tipo de situaciones sabemos lo que debemos hacer desde el principio, aunque a veces nos cuesta trabajo aceptarlo.

Todas las posibilidades tienen lados malos, y a veces muy malos. Pero por lo general la peor parte es siempre temporal, y cuando se calman las aguas y todos los involucrados encuentran de nuevo su lugar, saben que lo que pasó fue por una buena razón.  Al final del día, tienes que confiar en tus papás y en las decisiones que tomen, y confiar en tu instinto de que lo que decidas hacer es, por lo menos por ahora, lo mejor.

Un beso y espero que todo salga bien,

P.

 

 

Pregunta: ¿Cómo evito entrar en la friendzone?

tumblr_m1xprqVKft1qe7736o1_500

Soy de esos chavos que no saben ligar; en pocas palabras, soy demasiado bueno y noble, todas las esperanzas de relación que he tenido se convierten en amistades, ahorita me gusta una chava, estamos en el tiempo de que hablamos todo el tiempo y vamos a empezar a salir, no se que hacer para que todo vaya por buen camino pero sin llegar a ser muy amigos y quedarme ahí. gracias! espero tu respuesta

El amigo. (more…)

Pretty Guilty, el aeropuerto, la ausencia de maquillaje y el amor

makeupon

El aeropuerto es uno de los pocos lugares en los que no siento ninguna presión por verme bien, quizá porque es el único espacio en el que en vez de recibir miradas de juicio encuentro empatía y comprensión.

Aquí todos están en el mismo barco que yo: la TSA nos hizo quitarnos los zapatos a todos y todos estamos deseando –de forma bastante descarada, y sin pena– llegar a un lugar al que podamos llamar “casa”, aunque sea por unos días.

Así, corriendo y viéndome terrible por el aeropuerto de Chicago, se me ocurrió: ¿y si en nuestra vida amorosa fuéramos tan generosos con los otros como lo somos en el aeropuerto? (more…)

Pregunta: Me cortó por text. ¿Cómo lo olvido?

suckyperson

Por los meses de febrero-marzo tuve un novio, el cual no tuvo los pantalones para decirme que quería acabar con lo nuestro, empezó a hacerme a un lado y a no contestar mis mensajes, me harté y le dije que ya no podía seguir así, cortamos por un mensaje en Whats App, gracias a esto me dejó con muchas dudas, e incluso he pensado que de verdad nunca me quiso, a veces pienso en él y no estoy totally over him, y estoy harto de eso, ya que muchas cosas me recuerdan a él, y estoy seguro que yo no he pasado por su mente desde hace mucho ¿qué puedo hacer para olvidarme por completo de él?

R. (more…)

Pretty Guilty y tener para dejar ir

letgo

Por lo general soy una mujer de esmaltes de gel. Para los menos letrados en los asuntos de las uñas, son pinturas especiales que requieren luz UV para secar, brillan mucho y duran impecables por lo menos dos semanas.

Me encanta que con una cita de una hora estoy lista para todos los eventos que se aproximen, que no tengo que preocuparme porque se fragmenten, que permanecen brillantes hasta el día en que decido cambiarlas, y el proceso de ir al salón a que me consientan un ratito. Pero una vez al año –en parte por evitar una exposición excesiva de mis manos a los rayos UV, y en parte porque detrás de tanta perfección quedan uñas bastante lastimadas– las dejo descansar.

Estando ahora mismo en uno de esos breaks, decidí cubrir mis uñas con esmalte de los normalitos, en un color muy parecido a uno de mis más frecuentes –un rojo oscuro tipo oxblood– aún sabiendo que un par de días después iba a tener que repetir el proceso porque la caída de dicho esmalte era inminente.

Y mientras observaba el fruto de mi trabajo, sentí un golpe repentino de alivio: aunque me encantaba el color de mis uñas, podía elegir quitármelo en cualquier momento.

Esa reacción fue algo muy raro para mí. Dentro de todo, suelo ser una persona estructurada que disfruta de saber qué va pasar después. Hago planes y ,aunque no pasa nada si cambian, me siento más tranquila sabiendo que están ahí y que sé qué camino seguir en caso de que todo lo demás se salga de control.

Pero durante un segundo, viendo mis uñas, fui absolutamente feliz por la sencillez de saber que las dejaría ir y el resultado no sería catastrófico. Todo iba a estar bien, y podía cambiar el color cuando se me antojara.

Mi decisión no era para siempre –sí, en lo que a uñas se refiere, dos semanas son “para siempre– y no era un verdadero compromiso. Era un capricho, un momento de placer, y era sumamente saboreable.

Lo mismo sucede con muchas otras cosas en la vida. Por muy hermosas que sean, hay algo aún más hermoso en el desapego, en saber que se van a ir y que su única función fue hacer de un momento, su momento, uno un poco más lindo.

Pasa con las personas, con los trabajos, con la ropa, con los amigos de la fiesta y con la comida, y para poder disfrutarlos plenamente necesitamos aprender a dejarlos ir, aún antes de saber que van a hacerlo.

Al final del día, para sentirnos completamente libres tenemos que reclamar nuestra libertad, y no hay mejor forma de hacerlo que despreocuparnos por completo. Y la vida se disfruta más así.

Eventualmente, después de un par de días con las uñas perfectas las dejas de notar, porque sabes que siguen ahí. No hay duda, no hay incertidumbre, y no hay la emoción de saberlas falibles y “perdibles”, ni la necesidad de retocar ese fragmento en la punta cuyo color desapareció. Requieren tan poco trabajo que dejan de sentirse, y la vida debe sentirse para ser vida.

A lo mejor debería, aunque no sea en las uñas (sorry, el gel está en el top 5 de los amores de mi vida), dar un descanso al deseo de permanencia, de vez en cuando.

Un beso,

P.