Pretty Guilty

Familia

Regresar a casa (y propósitos de año nuevo)

Es el primer día del año y estoy acostada en una hamaca en el cuarto de mi hermanita. Son las 9:38 de la mañana. El resto de mi familia sigue dormida, aunque todos compartimos el problema gravísimo de ser morning people en un mundo que prefiere dormir hasta tarde y tomar café. Yo, en cambio, soy #TeamBebidasEnergéticasEnLaNoche, porque no me queda más remedio. (more…)

¡Gracias por compartir!

Crecí en una casa feminista (y mis papás no tienen idea).

Las tres, rodeadas de artefactos que nunca sentimos fuera nuestra única función en el mundo aprender a usar.
Las tres, rodeadas de artefactos cuyo uso jamás se sintió como nuestra única función en el mundo. (Don’t mind the headband. I was going through a phase).

Comencé a llamarme feminista hace relativamente poco tiempo, ya muy entrada en la universidad y después de mucha discusión, mucha educación y muchos descubrimientos. Pero aunque la consciencia de que soy indudablemente feminista es nueva, mis actitudes y creencias siempre lo han sido –por lo menos parcialmente. Y el otro día, reflexionando sobre roles de género y quién preparará o no la cena después de la boda, lo descubrí: mis papás son feministas y no tienen idea*. (more…)

¡Gracias por compartir!

Pregunta: ¿Está mal ser indiferente ante la separación de mis padres?

drugadict

En este momento tengo 17 años, desde los 12 años para acá aproximadamente comencé a tener una mala relación con mis padres, simplemente no compartíamos las mismas ideas. Era peor con mi padre, demasiado estricto, exigiendo excelencia. Peleas tras peleas. Nunca quería que llegaran las fiestas, el simple hecho de estar en familia me causaba molestia; no me molesta mi familia, sino que yo soy muy introvertido con respecto a ese contexto y mi padre pensaba que no socializaba tanto porque me sentía superior entonces cada noche el regreso a casa era un sermón repetitivo, así, por 5 años. Hace dos semanas mi padre hizo lo que me juró jamás hacer; empezar a adaptarse a mí, él era muy enojón y nos dijo a todos que trataría de cambiar eso. Cada vez que tiene oportunidad me dice que hizo mal antes y me da consejos sobre cómo yo puedo cambiar mi futuro. Se me hizo muy raro, lo acepto. No pensé en la razón de por cual él hacía todo esto. Ayer, de regreso de una fiesta, me dio una noticia muy repentina, que por “trabajo” se iría 18 días, y me dio la explicación del protocolo casa-escuela, escuela-casa. Se me hizo incluso más raro esto, pero traté de no pensar en ello. Cuando alguien dice que me quiere es incómodo, porque es difícil regresar el cumplido. Total, mi madre me preguntó si entendía todo y en ese momento fue obvio, como que lo sabía pero mi mente no pensó en ello. En resumen, mis padres al parecer se están separando y no me importa, o eso creo. Siento que no me afecta, ¿acaso está mal ser indiferente a esta situación? Después de tanto tiempo en una horrible situación familiar, siento que ya no me molesta lo que pase, sí quiero a mi familia, simplemente me es difícil expresarme.

Joven indiferente.

Querido joven indiferente,

Me parece que tu situación es normal, o por lo menos comprensible. Me parece que, como forma de defenderte contra los desacuerdos y (¿?) ataques de tus padres, y en particular de tu papá, decidiste que te dejaría de importar lo que dijeran, pensaran o les pasara. Y tu cuerpo (mente, corazón, o como quieras verlo) sencillamente está acostumbrado a reaccionar de esa manera.

Y no está mal, pero creo que tus papás en este momento necesitan que reacciones de otra forma. A lo mejor tu prioridad no es hacerlos sentir mejor, pero están pasando por una situación terrible y sumamente dolorosa, y sentirte lejos puede hacerla peor. Aunque imagino que deben preferir la indiferencia a verte sufrir –cualquier padre lo haría– a veces a los hijos nos toca hacer todo lo posible porque los papás se sientan mejor. Y ahorita, en la situación que están tus papás, necesitan saber que los quieres.

No se los tienes que decir a la cara, sobre todo si sientes que no se va a ver honesto. Mándales un mail o un mensaje, solo diciendo que quieres que sean felices y que vas a apoyar cualquier decisión que tomen, siempre que la tomen porque sienten que es lo mejor para ellos. Reitera que tú vas a seguir ahí y siempre vas a ser su hijo, e intenta no cerrarte a recibir su agradecimiento.

A lo mejor no está en tu naturaleza, o no por ahora, pero quizá dejar de pensar en ti por un momento es justo lo que necesitas para sentirte un poco menos aislado de ellos.

De nuevo, tú tuviste buenas razones para cerrarte, y que lo estés ahora no es sorprendente ni es malo. Lo que estás haciendo está bien, sobre todo si es lo que necesitas, pero no se me ocurre cosa más dolorosa que tomar la decisión de separar una familia, y estoy segura de que tus papás, aunque no sepan cómo decírtelo (y lo expresaron con su comportamiento de los últimos meses), necesitan saber que estás bien y que estás ahí.

Todo va a salir bien, y si no sientes que sea el momento, nadie va a culparte. Pero un mensaje (these days) no cuesta nada, y puede hacer una gran diferencia para ellos. Y tal vez hasta para ti.

Un beso,

P.

 

¡Gracias por compartir!

Pregunta: Mi papá engaña a mi mamá. ¿Qué hago?

Mi papá está engañando a mi mamá. Ya he visto los mensajes que tiene con “la otra” y lo he comprobado. No sé que debería hacer y es un problema que me está afectando mucho porque ni mi mamá ni mi papá saben que yo sé y no sé cuál es la mejor decisión que podría tomar sobre que hacer al respecto.

P. 

Querida persona,

Estás en una situación complicada, pero lo primero que tienes que saber es que no es tu responsabilidad arreglar la relación de tus papás. Es muy importante que, independientemente de la decisión que tomes, estés totalmente consciente y segura de que lo que pasa entre ellos no tiene que ver con cuánto te quieren o, incluso, con qué tanto se quieren entre ellos.

Las relaciones son complicadas e involucran muchas cosas que la gente que está fuera de ellas ni siquiera puede imaginarse, así que –dependiendo de lo que digan los mensajes– de lo único que puedes estar segura es una cosa: tu papá está siento emocional o físicamente infiel a tu mamá. Punto. No sabes cómo o cuánto la quiere, cómo o cuánto te quiere a ti y a tus hermanos, o cómo o cuánto quiere seguir estando con tu mamá. Todo eso puede estar completamente separado de la infidelidad, y es importante que mantengas el asunto dentro de esa cajita, para no agobiarte más de lo que la situación amerita (que no es poco).

Una cosa más: esto no es tu culpa. Aunque en este momento tú seas la persona cargando con la pregunta de si decirle a tu mamá o no, sigues sin ser culpable. Tú no hiciste nada malo, solo tienes conocimiento de alguien que sí. No juzgues a tu papá (todos somos humanos), y tampoco intentes decidir si tu mamá está mejor con o sin él. Son adultos, eso depende de ellos.

También considera que, como adultos, la dinámica de su relación es algo que no conoces por completo. Solo sabes lo que ellos quieren que sepas, así que sería difícil que predijeras cómo se va a sentir tu mamá al respecto, o las razones (válidas o no) que tu papá puede haber tenido para hacerlo.

Sin embargo, suponiendo que la situación de tu familia lo permita, creo que debes decirle a tu mamá. Podrías, si quieres y confías en él, decirle a tu papá primero, para darle el beneficio de la duda y saber exactamente cómo percibe a la otra mujer: ¿está enamorado o es solo una relación pasajera? Sin embargo, existe la posibilidad de que intente convencerte de no decirle a tu mamá o que prometa que va a terminar la otra relación y tú tengas que cargar con el conocimiento de ella toda tu vida. Solo tú, que lo conoces, podrías saber cómo va a reaccionar al hecho de ser descubierto, y aunque la consecuencia más evidente será la vergüenza, esta se puede expresar de distintas maneras: enojo, tristeza o incluso indiferencia, o el intento de hacerte sentir mal por saber.

 

En términos generales, y sin conocer las particularidades de tu familia, diré esto: tu mamá merece saber la verdad y tú no deberías tener que cargar con algo que no es tuyo… pero tu papá también merece el beneficio de la duda.

De nuevo, es una situación complicada, así que lo único que puedes hacer es lo que sientas como lo correcto. Y en este tipo de situaciones sabemos lo que debemos hacer desde el principio, aunque a veces nos cuesta trabajo aceptarlo.

Todas las posibilidades tienen lados malos, y a veces muy malos. Pero por lo general la peor parte es siempre temporal, y cuando se calman las aguas y todos los involucrados encuentran de nuevo su lugar, saben que lo que pasó fue por una buena razón.  Al final del día, tienes que confiar en tus papás y en las decisiones que tomen, y confiar en tu instinto de que lo que decidas hacer es, por lo menos por ahora, lo mejor.

Un beso y espero que todo salga bien,

P.

 

 

¡Gracias por compartir!