Hola P,

Estoy a un par de meses de cumplir un año con mi novio, recientemente por casualidad (ya que no solemos revisar el celular del otro) note la foto de perfil de su ex en la pantalla de su celular (Thx Android!) se trataba de una conversación de Facebook. Al preguntarle de que se trataba, me mostró la conversación y me di cuenta que ella lo había estado buscando: “Que onda!”, “Cómo has estado?”, “Súper perdido!”, etc. (*rolls eyes*) lo confronté y le pregunte por qué no me había platicado nada, su respuesta fue que para no causar una pelea innecesaria entre nosotros y me comentó que hace algunos meses también le había escrito pero que no le dio mucha importancia. Al escuchar todo esto, lo único que sentí fue enojo y tristeza, por qué ocultarme algo que supuestamente no tiene importancia?

Cuando nos conocimos yo había estado algunos años soltera y en cambio él, solo tenía algunos meses de haber terminado una relación; nos tomamos las cosas con calma, ya que mis “trust issues” y mi miedo a ser solo un “rebound” no me dejaban llegar a algo más, nos dimos el tiempo para conocernos y así unos meses después formalizamos la relación. Hasta ahora todo había ido perfecto, nos llevamos muy bien, disfrutamos de nuestra compañía, compartimos intereses y metas en común, tenemos planes para el futuro y realmente me gusta mucho. Pero desde lo que sucedió me siento traicionada (Am I overreacting?), platicamos y le pedí unos días para pensar las cosas, me pidió disculpas y me dijo que justamente para evitar esto no me había dicho nada y que ella ya no significa nada para él. En estos momentos me siento muy confundida y aunque lo quiero, no sé si después de esto pueda seguir teniendo la misma confianza.

¿Debería darle la oportunidad y creer lo que dice?

HELP!

S.

Querida S.,

Sí. Y no. Analicemos los factores uno por uno, porque el bridal brain está en su máxima expresión (countdown para la boda: T-36) y no puedo garantizar claridad o coherencia si escribo de cualquier otra forma.

No te dijo

En principio puede parecer que esto es una circunstancia determinante, porque si te lo ocultó, obviamente significa que hay algo malo. Y… no. Por lo menos no necesariamente.

Aunque sin duda es una posibilidad, si la ex en cuestión siempre ha sido un tema sensible, también puede ser que el susodicho haya caído en el craso pero común error de intentar evitar el conflicto porque te tiene miedo–y esto tiene poco que ver con qué tan terrorífica seas, y mucho con que la cultura pop nos ha pintado como un caos celoso aún cuando no hay razón.

En este sentido dale el beneficio de la duda, pero asegúrale que en el futuro prefieres saber qué cosas buenas que parecen malas están sucediendo en el interior de ese Android y que, por tu parte, harás todo lo posible por reaccionar de manera razonable y civilizada.

Temías ser un rebound

Intenta que este factor no influya en tu decisión final. En este caso el tipo es inocente hasta probar lo contrario, y si está contigo es por algo… y claramente no es porque la ex no lo pele. Ármate de valor (recomiendo hacer mucho yoga, usar tus mejores outfits y darte una vuelta por Intimissimi o un equivalente… nada ayuda a sentirte bien como tener ropa interior deliciosa) y ten confianza en tu relación y en el valor que traes a ella. Si hay algo que su ex no tiene, ¡es ser tú!

Te sientes traicionada

Tienes toda la razón. De hecho, no solo tienes toda la razón: debes sentirte traicionada. Debes estar enojada. Debes sufrir. Debes sospechar. Me preocuparía que no lo hicieras. Déjate sentirlo, déjalo fluir… y después procesa con 80% razón y 20% emociones.

No sabes si podrás volver a confiar en él

Por la gravedad de la situación (como un 3, del 1 al 10) yo creo que sí. Pero para que puedas hacerlo y, aún más importante, sentirte tranquila, tienen que hablar súper claramente, y en un momento en el que estén dispuestos a acercarse –física y emocionalmente*.

Las reglas de la conversación tienen que incluir:

1) No gritar y no echar culpas.

2) Aceptar la culpa propia.

3) Tener contacto físico.

4) Decir toda, toda, toda la verdad sobre cómo se sienten.

Propongo que la comiencen escribiendo una carta al otro, en la que describan su postura. Si está por escrito, nada se les olvidará y tendrán una excelente base para el diálogo (y los besos subsecuentes).

Un beso,

P.

*Si todo sale bien, podrías terminar con makeup sex. De nuevo: Intimissimi. Persona prevenida vale por dos.

 

¡Gracias por compartir!

Ana Pau

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *